Un poco sobre el árbol de Navidad

En este momento como estoy tecleando estas líneas puedo ver nuestro árbol de Navidad. Creo que hoy en día  solo poca gente conoce el origen de esta tradición y por eso escribo este artículo.

Las raíces de la tradición del árbol de Navidad pueden ser encontradas en Siberia, para ser más exacto en la cultura del chamanismo. En este concepto del mundo el chamán puede „viajar“ usando solamente su mente y sin mover su cuerpo. Para hablar sobre estas cosas que no se puede entender ni completamente ni lógicamente, los chamanes usan el símbolo del árbol del mundo. Por cierto se puede encontrar esta metáfora también en la cultura de Europa del norte, por ejemplo como el árbol „Yggdrasil“ en la mitología nórdica que ha experimentado un interés aumentado en los últimos años gracias a las películas de Marvel sobre el dios Thor.

En general el concepto del mundo en culturas chamánicas incluye el convencimiento que hay tres o más mundos – en la mitología nórdica hay nueve, por ejemplo. Estos mundos son un concepto espiritual y no se puede imaginarlos como lugares reales. Los chamanes pueden llegar a estas tierras diferentes subiendo y descendiendo por el tronco del árbol del mundo. También hay historias en las que los chamanes vuelen a (por?) los mundos, de vez en cuando usando un animal como un águila, otras veces por sus propias alas. Normalmente los mundos pueden ser divididos en tres categorías: mundos del averno, mundos de la media (como el nuestro) y „mundos arribas“ (desde aquí viene la imagen cristiana de un dios en el cielo). En cada zona del árbol el chamán puede hablar con sus ayudantes espirituales para curar a personas o para preguntar dónde y cuándo su tribu puede encontrar animales que pueden cazar.

El símbolo de estos mundos son las bolas de Navidad, pero también hay otra historia sobre su origen. En la mitología nórdica hay (existe) la diosa Idun que cuida los jardines divinos. En estos jardines crecen los árboles de la juventud eternal que son nada menos que manzanos. Los dioses deben comer estas manzanas mágicas para mantener su juventud, su belleza y su poder de curar a sí mismos de todas las enfermedades y heridas. En las zonas nórdicas esta imagen tiene sentido como la manzana era la mayor fuente de la vitamina C durante los inviernos largos. De hecho hoy en día hay todavía gente que adorna sus árboles de Navidad con manzanas en vez de bolas de Navidad.

También los luces en el árbol de Navidad tienen un sentido profundo que es conectado con el hecho de que se celebra la Navidad durante el tiempo lo más oscuro del año. Las luces son el símbolo del sol que vuelve – justo como Jesús, que es el dios Mithras de los Romanos disfrazado, que también tiene raíces más antiguas.

En resumen se puede concluir que el árbol de Navidad es un vestigio de nuestra herencia chamánica. Su interpretación ha cambiado durante las épocas, pero se puede todavía encontrar su mensaje hoy en día.

[ich bin ziemlich zufrieden mit diesem Text und konnte ihn auch recht flüssig runterschreiben]

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.