Los fuegos artificiales en la Nochevieja

Korrekturen wieder in Rot.

Una tradición alemana conectada con las celebraciones de la Nochevieja son los petardos. En mi niñez era una costumbre en mi familia que mis padres hacían la comida y los tíos que venían traían petardos en cantidades enormes. Hasta las 12 de la noche veíamos un programa de la televisión en que contaban los últimos segundos del año y después de brindar nadie podía detenernos de tomar la calle por asalto. Pasábamos una hora y media o aún más tiempo encendiendo petardo tras petardo. A mí me encantaban los „Silberkreisel“, que consistían en una folia papel de aluminio (de color plata) en forma de un disco que ascendían en círculos con un cola de cometa con muchas estrellas. Lo que no me gustaba para nada eran los „Heuler“, petardos pequeños que arrancaban con un sonido fuerte y estridente.

Un año pasamos la Nochevieja a en la costa con toda la familia. La celebramos en un hotel y a las 12 de la noche encendieron fuegos artificiales gigantes. Recuerdo mirar el cielo lleno de colores y luces. En este momento creí que el nuevo año no tuvo tenía otra opción que ser fenomenal. (tenía da una sensación de continuidad)

Muchos años después, cuando ya vivía junto con mi pareja, pasamos la Nochevieja en un restaurante turco en nuestra ciudad natal. El dueño del restaurante había comprado un cohete para cada persona y nos dijo que escribiéramos un deseo a en un papel. Los papeles fueron encolados en los cohetes y a las 12 mandamos nuestros deseos al cielo.

Hoy en día ya no solemos encender petardos. Desde hace un tiempo hay existe la discusión sobre el daño que está causado cada año por los petardos en Alemania, bien en la naturaleza bien en las calles. Tengo que admitir que antes no pensé nunca en eso, pero hoy puedo ver que es un argumento importante y grave. Pero es está claro que aunque las comunas dejan limpiar las calles el 1 de enero hay mucha basura, especialmente en las ciudades. En mi opinión sería una buena idea si las comunas organizarían organizaran un fuego artificial público (unos fuegos artificiales públicos) para lo que cada persona que quiera podría donar un poco de dinero. De esta manera se podría reducir la basura y además personas sin dinero podrían disfrutar del fuego artificial (de los fuegos de artificio) también. Creo que sería posible reducir los accidentes conectados con los petardos con un fuego artificial público (los fuegos de artificio públicos) también.

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.