La Navidad en Alemania

Diesen Text habe ich für einen Austauschpartner geschrieben, der ihn mir netterweise korrigiert hat. Korrekturen wurden wieder in Rot eingefügt.

La verdad es que en los últimos años la Navidad se convirtió en una fiesta bastante comercial en Alemania y que nuestras tradiciones alemanas hoy en día se mezclan cada vez más con las tradiciones de los Estados Unidos, pero en este artículo quiero hablarte un poco de los días festivos y de las tradiciones navideñas en mi familia y en nuestra casa.

Todo empieza con la fabricación de los calendarios de Adviento en el noviembre de cada año. Normalmente mi pareja y yo hacemos un ejemplar para nuestro hijo y otro para nosotros mismos. Lo de nuestro hijo consiste de en veinticuatro paquetes pequeños rellenados con chocolate, galletas o otras golosinas, mientras lo de nosotros nuestro pueda puede contener ricuras como té, bombones con alcohol o aun especies como chile. Tratamos de hacer algo diferente cada año para que el calendario de Adviento sea una sorpresa para todos.

Solemos empezar con la decoración de la casa el primer fin de semana en diciembre y toda la familia ayuda con eso. Ponemos una cadena de luces alrededor de la puerta de la casa, colocamos el árbol de Navidad en el salón y lo adornamos con cadenas de luces, bolas de Navidad y espumillones y por supuesto tendemos los „calcetines navideños“ en la cocina. Aquí tengo que aclarar algo: no hay calcetines así en la tradición de Navidad alemana, pero por mi minusvalía no podemos seguir una tradición que es muy alemana – limpiar nuestras botas el 5 de diciembre para que venga el „Nikolaus“ durante la noche y llene las botas con frutas, nueces y chocolate. Como no puedo dejar mis botas fuera de mi dormitorio, tenemos estos calcetines en la cocina. Entonces el Nikolaus viene durante la noche y pone sus pequeños regalos en ellos. La función del Nikolaus es dar una recompensa a la gente buena/trabajadora y dar un castigo a la gente mala/perezosa (tradicionalmente simbolizado por una caña de leña). De vez en cuando el Nikolaus viene para hablar con los niños cara a cara, por ejemplo para corregir su comportamiento (pero es está claro que los padres pagan a un actor para hacerlo, jaja).

Otra tradición de Navidad alemana es el mercado de Navidad, el Weihnachtsmarkt. Tradicionalmente se podía comprar regalos allí, pero hoy en día normalmente hay más puestos de comida que puestos con regalos. La bebida más consumida en los mercados de Navidad es el Glühwein, el vino caliente: un vino tinto con especias como canela y clavo, pero de vez en cuando también se puede encontrar Punsch (ponche) o chocolate caliente. Cuando era joven solo había Bratwurst (salchicha) para comer, pero hoy en día se ofrece mucho más, por ejemplo Langos, tartas saladas de Hungría. Tengo que decir que tenemos un problema con conductores alcoholizados en las calles durante el tiempo de los Weihnachtsmärkte, y por eso tenemos más redadas durante el diciembre que durante el resto del año. No tan festivo, pero sí importante.

Otra tradición alemana es hornear galletas con toda la familia o – si quieres ser especialmente trabajador – un Weihnachtsstollen. El Stollen es un pan dulce con pasas uvas, naranjas confitadas/limones confitados y a menudo con marzapán mazapán también. Este pan es un símbolo de Jesús como niño, y se lo cubre con mucho azúcar glas que simboliza los pañales del niño 🙂

En Alemania festejamos la Navidad sobre todo el 24 de diciembre, pero hay familias en las que se extienden las celebraciones hasta el 26 de diciembre. Usualmente la familia viene para comer. Durante mi niñez, la comida tradicional era un ganso asado con albóndigas de patata y col lombarda, pero después del fallecimiento de mi madre no seguimos con esta tradición. Hoy en día solemos comer Raclette durante la Nochebuena, que es una forma de comer muy lenta, pero muy acogedora. Después de habernos llenado, nos juntamos en el salón. Los niños pueden encontrar sus regalos debajo del árbol de Navidad y los adultos beben té y charlan. En mi familia no hace falta llevar ropa festiva si no lo quieres hacer – es simplemente una noche de la familia, de hablar y disfrutar de la comunidad. Durante los días siguientes solemos jugar juntos, leer o mirar películas – en una palabra: hacemos todo para lo que no tenemos tiempo suficiente durante la vida cotidiana.

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.