¡Bienvenido a mi cocina!

Cuando tenía 15 años tenía (tuve) que encargarme de preparar mi propia comida regularmente. A menudo no había más de un poco de harina y algunas cebollas en la reserva (la despensa – despensa bezieht sich auf einen realen Ort), pero con la ayuda de la madre de un amigo y con lo que podía encontrar en el jardín podía hacerme muchos platos riquísimos. Desde allí me he interesado por la alimentación en general y por la comida de países diferentes en particular.

Conocí a mi marido cuando yo tenía 17 años y empezamos a cocinar juntos directamente. Por supuesto nuestros primeros platos fueron muy sencillos como pasta con salsa de tomate, sopa de verduras o panqueques con manzanas y miel. Pero en poco tiempo empezamos a interesarnos por la cocina china y turca. Nos compramos algunos libros y intentamos recrear las recetas, por ejemplo platos con arroz y verduras. Usamos especias orientales como el azafrán o el jarabe de granada y probamos ingredientes como setas raras y una pasta que se llama „cabello de angel“.

Poco a poco los platos que preparamos en la vida cotidiana cambiaron. Seguimos añadiendo nuevos ingredientes y nos compramos algunos electrodomésticos para ayudarnos, por ejemplo una maquina con que se puede amasar la masa para el pan. En el añ0 2003 conocimos a una mujer que se alimentaba de una manera completamente natural y ella nos inspiró de probarlo también. Esta decisión cambió mucho. Acabábamos de comprar productos con azúcar añadido y hacíamos todo en casa: desde el pan hasta la sal con hierbas. Tengo que decir que esta época me enseñó muchísimo sobre la alimentación y las necesidades de mi cuerpo.

Hoy en día no seguimos comiendo de esta manera, pero todavía comemos bastante saludable. La base de nuestra alimentación son las verduras y las frutas, pero volvimos a comer productos de harina blanca, por ejemplo. Cocinamos cada día algo fresco y todavía nos gusta experimentar con ingredientes nuevos y con recetas de cocinas extranjeras. Además nos gustan mucho las recetas de cocineros ingleses como Jamie Oliver y otros.

En mi opinión es muy importante que se les enseñe a los hijos como preparar la comida saludable, pero de manera divertida y por supuesto con ingredientes que les gusten. Para mí es un cumplido cuando mi hijo me dice que le gusta la comida casera 🙂

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.