Resumen de un libro

La novela „La historia de un caracol que descubrió la importancia de la lentitud“, escrito por Luis Sepúlveda y publicado por el editorial Andanzas, trata de un caracol que vive en un jardín que los caracoles llaman „el País de los Dientes de León“.

Todos los caracoles no llevan nombres y viven una vida bastante aburrida hasta que un día un caracol quiere tener su propio nombre y quiere saber cuál es el sentido de su lentitud. Para encontrar su nombre y la razón de la lentitud el caracol sale del jardín. Su búsqueda lo lleva a un búho que le dice que un día va a entender el sentido de su lentitud. Después el caracol se encuentra con una tortuga que tiene su propio nombre y le da un nombre al caracol: Rebelde. Los dos vagabundean por la zona y descubren que hay obras: los humanos construyen (están construyendo) una calle y cubren una gran parte del prado con asfalto.

El caracol decide volver al País de los Dientes de León para avisar a los otros caracoles, pero cuando les dice que tienen que abandonar el jardín con el objetivo de que no mueran los otros caracoles le dicen que no le creen y que es un rebelde. En este momento el caracol que se llama Rebelde decide revelar su propio nombre a los otros, pero eso no le ayuda: ahora los otros caracoles le creen aún menos. Solo unos jóvenes quieren saber más sobre la calle de los humanos y por eso Rebelde los lleva a un lugar elevado. Después de haber visto la obra los jóvenes piden ayuda a Rebelde para escapar su muerte cierta. Deciden cruzar la calle y buscar su suerte al otro lado, pero cuando cruzan la calle aparece de repente un coche y algunos de los caracoles son atropellados. Los otros se sienten muy tristes y desesperados, no obstante quieren seguir.

A la siguiente mañana el búho aparece. Él lleva los caracoles jóvenes y Rebelde encolados a una rama a un bosque en que ivhernan. En la primavera Rebelde finalmente entiende el sentido de ser lento: si no hubiera sido tan lento, no habría tenido la posibilidad de descubrir las obras humanas y en este caso no hubiera sido posible salvar a los otros caracoles.

En mi opinión la historia quiere animarnos a encontrar nuestro propio regalo de la vida y a aceptar nuestros „errores“ porque tienen un sentido.

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.