Deberes de mi clase de español #16: Un vaso de agua de grifo, por favor

Das sind meine Spanischhausaufgaben, die ich von meiner Lehrerin bekommen habe. Sobald wir sie besprochen haben, werde ich die Korrekturen einfügen. 

El artículo „Un vaso de agua del grifo, por favor“, publicado en El País el 23 de septiembre de 2018, trata de las ventajas del agua del grifo en lo tocante a la salud y al medio ambiente. El autor dice que en unas comunidades españolas hay esfuerzos de lanzar una ley que debe reglar regular que en restaurantes y hoteles los huéspedes pueden puedan pedir agua del grifo gratis. De este modo la gente debe beber menos bebidas azucaradas y se quiere ahorrar residuos. Además el autor remite a la necesidad de que el agua del grifo deba ser apta para el consumo humano y añade que hay una iniciativa ciudadana que quiere lograr que la UE reconozca el derecho de tener agua potable del grifo como derecho humano. Al final él alude a los problemas con la industria de bebidas embotelladas.

En mi opinión el artículo nos habla de algo muy importante. En mi país el agua del grifo tiene la mejor calidad: de hecho es nuestro alimento (oder: producto alimenticio) más controlado y por eso es seguro beberlo. Es raro pero algo que se llama „Tafelwasser“, agua de la mesa, y que se puede comprar en botellas ¡no es tan controlado! El mercado de agua en botellas es enorme aquí en Alemania y a mi juicio es necesario que la gente empiece a cambiar sus opiniones sobre el agua del grifo para ahorrar residuos. En mi familia no compramos bebidas embotelladas desde hace más de diez años. Cada uno de nosotros tiene su propia botella de aluminio y la reponemos más o menos una vez por año. Así podemos ahorrar muchos residuos y dinero también. Hemos decidido hacerlo porque el plástico da hormonas al agua y el sistema de reciclado nos no Dreher: no nos parece suficientemente sostenible.

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.