Hibernación al final

Intermedio la Navidad y el año nuevo no tuve tiempo libro sino muchas citas. Me sentí muy cansado y no tuve ganas de hacer todas las cosas en mi agenda, pero me dije: „hacelas, hacelas!“. Normalmente miro por unos días libros en el fin del año (en Alemania son llamado los „Rauhnächte“, las „noches rudas“, donde toda la labor hace una pausa), pero creí que lo functiona así, con muchas citas. ¡Mal hecho!

Creo que la infección con Noro no vino de la nada y aunque estuve muy enfermo, estuvo muy bien que pude pausar y dormir mucho! Está asombroso qué fácil pude posponer mis citas…

Ahora disfruto de hacer poca cosa y leo, duermo y veo videos en YouTube. Creo que esta pausa forzada sienta bien a mí. Hibernación al final!

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.